Cada escritor comparte sus memorias como el pan. Unos descubren en la poesía el cauce. Otros; en el cuento, con narraciones tan exactas como el pulso de un reloj. En todos, el eco de la literatura, la verdad de uno que es la verdad de otros. El dossier es uruguayo-argentino, pero el arte no tiene bandera. Por eso decía Barís Pasternak que el único poder del escritor es el de no deformar la voz de la vida que suena dentro de él.

No.

ENTRADAS

Dos poemas


Alberto Valdivia Baselli


Huchuy Pukuy Quilla
(enero)



El maíz aparece desde la punta del grano.
Detrás está el sol
que mezcla con batientes nubosos su reflejo
el deseo es el ser que nace. Su deseo
de ser es el deseo.
Su cuerpo, su cámara mortuoria, su cáscara
su boca que succiona
es su muerte
y el deseo de su muerte,
su nacimiento.



Pacha Pukuy Quilla
(marzo)



Maduramos. La tierra madura, el cuerpo se estira
y se penetra de búsquedas amadas
no sé dónde aparecerá el cuerpo escindido de sí.
No retraso las horas para desentrañar esa búsqueda impía.
Espero. Crezco. Avanzo y, sin embargo,
el tiempo es uno.
Mi nacimiento es el deseo mismo de esa maduración.
¿Estamos atados a nuestro propio ombligo y tierra?
Estamos atados, sí, aunque la querencia esté siempre con nosotros
y mienta no necesitarnos.

Sin título

de Noémie Boullier

Noémie Boullier (1980)


Francesa, nació en Aix-en-Provence. Cursó estudios en la École supérieure d’art d’Aix-en-Provence que no concluyó. Prefería pintar en su casa hasta quedarse dormida, con las manos llenas de pintura. Emigró a México a los veinte años. En Oaxaca, su vocación se volvió su profesión. Autodidacta, se perfeccionó haciendo grabados con Gerardo de la Barrera y litografía, poco después, con Per Anderson, en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca. A Boullier le gusta contar que, cuando pinta y dibuja, surgen solitas las bestias humanas, sus manos, sus miradas. Que un ojo es casi siempre la primera cosa que aparece. Sus creaciones son austeras en el uso del color y testimonian un tratamiento minucioso de la sensualidad. Ha expuesto en México, España y Francia. Creció en el campo, entre cartones, tijeras, botes de pintura y colores.


Alberto Valdivia Baselli (1977)



Peruano, nació en Lima. Poeta. Obras: Patología, La región humana, la plaquette bilingüe Cuarto creciente (Luna nueva), Entre líneas púdicas, Neomenia y Wañuypacha / Partothötröl, que acaba de aparecer en Nueva York. Tiene un libro de cuentos, Los tejidos detrás. Su poesía ha sido traducida e incluida en múltiples antologías. Fue director de la revista Ajos & Zafiros y ha colaborado, entre muchas otras, en Luvina (México) y Agulha (Brasil). Pronto será doctor en Literaturas y Lenguas Hispánicas y Luso-Brasileñas por el Graduate Center de la Universidad de la Ciudad de Nueva York.